Pensamientos de una tarde en un consultorio medico.

Situaciones excepcionales

requieren medidas excepcionales.

Para poder salirse de la rutina

-de lo conocido-

-de la llamada zona de confort-

se requiere haber primero formado

(casi imperceptiblemente)

ese status quo.

Me resisto a entender 

lo que me pasa en este momento.

Somos hoy y ahora -hic et nunc-

No puedo más que disfrutar y aprender

(o mejor, APREHENDER)

de lo que esta en mi camino.

La estupefacción ante lo increíble.

La intuición de que nada es casualidad

y que todo 

-tarde o temprano y de alguna extraña manera-

va estar bien.

Lo absurdo es creer que podemos aprehender la totalidad de lo que nos constituye en este momento, o en cualquier momento, e intuirlo como algo coherente, algo aceptable si querés. Cada vez que entramos en una crisis es el absurdo total, comprendé que la dialéctica sólo puede ordenar los armarios en los momentos de calma. Sabés muy bien que en el punto culminante de una crisis procedemos siempre por impulso, al revés de lo previsible, haciendo la barbaridad más inesperada. Y en ese momento precisamente se podía decir que había como una saturación de realidad, ¿no te parece? La realidad se precipita, se muestra con toda su fuerza, y justamente entonces nuestra única manera de enfrentarla consiste en renunciar a la dialéctica, es la hora en que le pegamos un tiro a un tipo, que saltamos por la borda, que nos tomamos un tubo de gardenal como Guy, que le soltamos la cadena al perro, piedra libre para cualquier cosa. La razón sólo nos sirve para disecar la realidad en calma, o analizar sus futuras tormentas, nunca para resolver una crisis instantánea. Pero esas crisis son como mostraciones metafísicas, che, un estado que quizá, si no hubiéramos agarrado por la vía de la razón, sería el estado natural y corriente del pitecantropo erecto.

-Está muy caliente, tené cuidado -dijo la Maga.

-Y esas crisis que la mayoría de la gente considera como escandalosas, como absurdas, yo personalmente tengo la impresión de que sirven para mostrar el verdadero absurdo, el de un mundo ordenado y en calma, con una pieza donde diversos tipos toman café a las dos de la mañana, sin que realmente nada de eso tenga el menor sentido como no sea el hedónico, lo bien que estamos al lado de esta estufita que tira tan meritoriamente. Los milagros nunca me han parecido absurdos; lo absurdo es lo que los precede y los sigue.

Rayuela Capítulo 28. 

Exilio. Alejandra Pizarnik

Esta manía de saberme ángel,
sin edad,
sin muerte en qué vivirme,
sin piedad por mi nombre
ni por mis huesos que lloran vagando.

¿Y quién no tiene un amor?
¿Y quién no goza entre amapolas?
¿Y quién no posee un fuego, una muerte,
un miedo, algo horrible,
aunque fuere con plumas,
aunque fuere con sonrisas?

Siniestro delirio amar a una sombra.
La sombra no muere.
Y mi amor
sólo abraza a lo que fluye
como lava del infierno:
una logia callada,
fantasmas en dulce erección,
sacerdotes de espuma,
y sobre todo ángeles,
ángeles bellos como cuchillos
que se elevan en la noche
y devastan la esperanza.

“Su principal logro [el del senador Joseph McCarthy] ha sido el de confundir a la opinión pública (public mind), entre las amenazas internas y externas del comunismo. No debemos confundir disenso con deslealtad. Debemos recordar siempre que una acusación no es una prueba y que una condena depende de la evidencia y del debido proceso de la ley. No caminaremos con miedo, el uno del otro. No seremos conducidos por el miedo hacia una era de sinrazón, si cavamos profundo en nuestra historia y nuestra doctrina y recordamos que no descendemos de hombres temerosos - no de hombres que temían escribir, hablar, asociarse y defender causas que eran , por el momento, impopulares. Este no es el tiempo para que los hombres que se oponen a los métodos del senador McCarthy se mantengan en silencio, o para aquellos que los aprueban. Podemos negar nuestra herencia y nuestra historia, pero no podemos evadir la responsabilidad por el resultado. No hay forma para un ciudadano de una república de abdicar de sus responsabilidades. Como nación hemos recibido nuestra plena herencia a una edad tierna. Nosotros proclamamos ser, y de verdad lo somos, los defensores de la libertad, dondequiera que ésta continúe existiendo en el mundo, pero no podemos defender la libertad en el exterior mediante su abandono en casa. Las acciones del joven senador de Wisconsin han causado alarma y consternación entre nuestros aliados en el extranjero, y dado un considerable confort a nuestros enemigos. ¿Y de quién es la falla? En realidad no es suya. Él no creó esta situación de miedo; él meramente la explotó - y más bien exitosamente. Casio estaba en lo cierto: ‘La falla, querido Bruto, no está en nuestras estrellas, sino en nosotros mismos’”.Edward R. Murrow En el ciclo televisivo See it now (“Véalo ahora”) del 9 de marzo de 1954, en el programa titulado justamente A Report on Senator Joseph R. McCarthy (“Un informe sobre el senador Joseph R. McCarthy”).

Preguntas.

Motiva este texto los acontecimientos del pasado #8N.

Mi primera pregunta es: Representan los auto-convocados algún partido político? Claramente no. Lo bueno: es nada más y nada menos que la un pueblo expresándose en su aspecto más puro. Gente con distinta ideología, de distintos fracciones políticas coinciden en una cosa: algo está fallando en este “modelo”. Lo malo: La falta de un líder que agrupe a quienes no quieren seguir con el gobierno de turno va hacer muy difícil - sino imposible- el cambio.

La segunda pregunta es: Cómo interpreta el oficialismo esta movilización? Al parecer, toma el camino de la negación. Los medios oficialistas recortan la realidad (aclaro que no lo digo con mala intención, todos recortan la realidad en apoyo a su postura) poniendo fotos de “gente bien” así como también de personajes cuestionados moralmente, como es el caso de Barreda, para quitarle relevancia estas movilizaciones.

Personalmente, si bien respeto el derecho de manifestarse y de “peticionar a las autoridades” ,  no estoy de acuerdo con la manifestación. Quieren un cambio? Quieren una revolución? entonces hay que trabajar para eso, hay que organizarse. No basta con decir que hay que fortalecer la educación, que hay que luchar contra la inseguridad y golpear una cacerola. Si no se da una propuesta concreta de CÓMO hacerlo, todo eso no sirve. 

Como decía Mariano Moreno : Si los pueblos no se ilustran, si no se divulgan sus derechos, si cada hombre no conoce lo que puede, vale, debe, nuevas ilusiones sucederán a las antiguas y será tal vez nuestra suerte cambiar de tiranos sin destruir la tiranía.

Pisado y pasado.

Un alma herida, 

retrato de un corazón en llamas.

Si por lo menos le regalaran

un mimo,

una caricia,

una canción,

un mañana.

Rehén de suspiros inexistentes

sola y suelta en la mitad de la vida

sin poder apreciar el aire puro.

Quiero algo que me sacuda,

algo que me empuje a mi centro,

(si es que existe tal cosa,

si es que alguna vez

estuve siquiera cerca)

Sé que voy a mirar atrás

y comprenderé que valió la pena

                                            esta pena.

Ya lo dijo el flaco, 

MAÑANA ES MEJOR.

Mate.

Respira

Late,

       el mate argentino

tanto orgullo contenido

Amor a mi país en un sorbo…

Un sorbo con sabor a libertad. 

Efecto Mariposa.

Quién no jugó alguna vez a ser contrafáctico? El universo posible de lo que podría haber pasado es una de las cosas que más me apasionan, no obstante estar convencida de que las cosas pasan por algo. Soy de las que creen que los grandes cambios surgen de las pequeñas cosas, imperceptibles en el momento pero que, al mirarlas con el tiempo, hacen la diferencia. Como dijo Steve Jobs en su famoso discurso "…you can’t connect the dots looking forward; you can only connect them looking backwards. So you have to trust that the dots will somehow connect in your future. You have to trust in something — your gut, destiny, life, karma, whatever…”

Es mirando hacia atrás que nos damos cuenta que ese evento cotidiano, que parecía no tener importancia, hizo la diferencia. Las relaciones humanas conllevan un efecto dominó inabarcable, una sucesión interminable de causas y efectos que nos lleva a un destino incierto. Y es esa incertidumbre es lo que hace esta vida interesante. 

Se dice que el simple aleteo de una mariposa puede cambiar el mundo…

Los dejo con un cuento de Ray Bradbury … ENJOY :)

Read More

Sobre la tristeza…

El amor de su vida se había ido. Si bien ya había vivido la muerte de varios de sus hermanos, su padre, su madre, un hijo y hasta su nieto, esta vez era distinto porque durante todos esos duelos ella había estado a su lado. Nosotros tratamos de levantarle el ánimo, a lo que él, muy sabiamente respondió : ” Dejenme estar triste, ahora necesito llorarla, necesito tiempo … “.

No pude dejar de preguntarme… Porqué “criminalizamos” a la tristeza? Está mal estar triste?  A qué le tenemos miedo?

La tristeza nos ayuda a encontrarnos con nosotros mismos, nos ayuda a enfrentarnos con nuestros miedos, a hacer balances y a valorar lo que tenemos. Lo importante es saber salir, tomar la enseñanza y no dejar que esta tristeza se transforme en depresión.

Entonces, en mi humilde opinión, cuando alguien esté triste,  acompañemoslo en ese camino de aprendizaje, en vez de responder con frases hechas para que tape su dolor.